photo-1520333789090-1afc82db536a
Hoy en día es casi una necesidad para el crecimiento de una nueva empresa el tener fuerte presencia en línea. El COVID y sus numerosas cuarentenas han dado lugar a la necesidad de reconsiderar el modelo de negocio tradicional. La forma en que siempre se han gestionado las empresas no es suficiente en el contexto actual y esto último lo dejó bastante claro el 2020.

Algunos nuevos empresarios deciden simplemente no molestarse en invertir tiempo o dinero en establecer una buena presencia digital, priorizando otros aspectos que van de la mano con el crear una nueva empresa. Sí, cuesta dinero conseguir una buena presencia en línea, pero a la larga el costo será aún más elevado si no decides establecerte con una presencia digital sólida.

Pero… ¿Qué es la Presencia Digital?

Tener una presencia digital es algo más que vender los productos en línea, se trata de hacer crecer su negocio y atraer a un público mucho más amplio, implica muchas cosas que cambian de una empresa a otra.

Sin embargo, todas las empresas pueden beneficiarse de alguna manera de algún tipo de presencia digital. En la actualidad es casi imprescindible contar, sino con uno, con todos los elementos que refuercen la presencia en línea, estos son:

  • Páginas en las redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, etc.)
  • Un sitio web compatible con ordenadores y móviles
  • Anuncios digitales (PPC, banners)
  • Contenido y blogs
  • Reseñas en línea
  • Listados en directorios de empresas (Yelp, Google My Business)
  • Paquetes de mapas (Google y Apple Maps) 

Una presencia digital facilita que cuando un cliente nos contacte ya ha tenido un acercamiento a lo que somos y hacemos, así como la búsqueda e investigación de los productos, precios y el negocio en sí desde el formato digital.

¿Por qué es tan importante la presencia digital?

Muchas nuevas empresas no entienden lo importante que puede ser para ellas estar en línea. Subestiman el potencial que tiene para atraer nuevos negocios y oportunidades. Algunos son incluso son reacios a participar porque no entienden lo que tienen que hacer, y muchos otros no saben dónde acudir para obtener ayuda.
Algunos propietarios pueden fácilmente pensar "Internet no es para mi, ni mis clientes" y creen que sus clientes quieren solo el servicio personalizado que obtienen cuando compran en persona. No podrían estar más lejos de la realidad.


Aunque obviamente todavía hay muchos que prefieren comprar en persona, incluso ellos acuden a una búsqueda previa en Google para conocer la ubicación, el horario de funcionamiento y las indicaciones para llegar al negocio. No tener una presencia digital en la actualidad es simplemente no existir en esta época.
Te mostramos algunos de sus grandes beneficios:

Te hace visible

Nuestra pequeña empresa no puede estar en todas partes todo el tiempo, pero con una presencia digital, sí. Gracias a los motores de búsqueda, redes sociales y foros del sector las personas pueden conocer tu negocio.

En promedio, el 33% del tiempo que una persona pasa en línea, lo pasa en redes sociales. Así que, si tus clientes están ahí, también tu empresa debe estarlo. Pero lo más importante, es que probablemente tus competidores ya estén allí y si tu empresa no lo está, simplemente estás perdiendo ventas potenciales.

Tener un sitio web hace que nuestra empresa sea más confiable. La gente asume que una empresa con un sitio web es una empresa profesional en su área y bien establecida. Además, los prospectos que no sabían que la empresa existía pueden dar con su negocio al hacer una búsqueda relacionada con tu tipo de negocio en Google.

A la gente le gusta comprar, pero no le gusta que le vendan. La visibilidad que otorga la presencia en línea permite que los clientes puedan navegar por tu tienda en línea y decidir si quieren comprarte sin presiones.


Disponibilidad a toda hora

Nuestra tienda física puede estar abierta de 8 a 12 horas al día. Esto nos deja por fuera otras 12-16 horas en las que podríamos estar vendiendo productos o proporcionando información a clientes potenciales. Una presencia digital significa que nuestro negocio y sus productos son visibles 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año.

Tener un sitio web y canales activos en las redes sociales es como tener otro vendedor activo. La diferencia es que éste nunca duerme y sigue trabajando mucho después de que se cierren las puertas de tu local.

Porque de hecho Internet nunca duerme, por lo que gracias a tu presencia en línea tu negocio está activo siempre que otros lo buscan. Las integraciones que facilitan la captura de prospectos y que se pueden alinear fácilmente con el sitio web de la compañía y las redes sociales garantizan un mayor alcance y atracción de clientes hacia el embudo de ventas.

Esto puede duplicar sus beneficios y hacer crecer tu negocio incluso mientras duermes. Además, dará un impulso a sus esfuerzos de marketing que, para muchas PYMES que acaban de empezar, no son precisamente su fuerte.


Mejor conocimiento de los clientes

Estar en línea es una forma maravillosa de conocer a nuestros clientes. Puedes conversar con ellos en tus canales de redes sociales. Puedes hacer que participen con contenidos y ver cómo reaccionan a ellos. Puedes incitarlos a que te compren otros productos que ni siquiera sabían que necesitaban.

Incluso, si estamos recién comenzando, y solo podemos mantener activa una cuenta desde Whatsapp Business, es una forma estupenda de escuchar a los clientes y ver las oportunidades de nuevos productos mejorados.

El compromiso constante con los clientes se ha vuelto mucho más fácil gracias al marketing digital. Justo ahora tenemos la oportunidad de acercarnos al cliente más directamente. Al mismo tiempo es una forma de obtener más y mejor información sobre las expectativas de los clientes y sus necesidades. La manera en la que utilicemos esta información de los clientes es la clave del éxito.


Posicionamiento como autoridad del área

La primera impresión que el cliente se lleva de ti y de tu negocio es siempre la más importante. Al igual que sucede con las personas, la primera impresión es algo que no se olvida. Ese primer acercamiento de los clientes a nuestro reciente emprendimiento es algo que podemos controlar con nuestra presencia digital.

Un perfil digital de primera calidad y una página web atractiva harán que tu negocio se haga notar y sembrarán una buena primera impresión en la mente de los clientes potenciales.

Tener una presencia digital y utilizarla de forma eficaz puede convertir a tu empresa en una autoridad en el sector. Desde la publicación de contenidos informativos hasta la publicación de vídeos de demostración, nuestra presencia digital puede mostrar a los clientes por qué deberían comprar con nosotros.


Supera las formas tradicionales de marketing

La presencia digital puede ayudar a las empresas a armonizar las antiguas formas de marketing. Promocionar nuestra marca en línea es más fácil e instantáneo. No hay que imprimir y entregar folletos, ni anunciarse en el periódico local y preguntarse quién lo ha visto. Es fácil de medir y mucho más rentable.

Tanto las pequeñas como las grandes empresas se están dando cuenta de la importancia de ser encontradas fácilmente en Internet. Esto seguirá creciendo en importancia en los próximos años.

Cambia tu estrategia de negocios y pon en marcha tus productos en la incursión digital. Transmite el mensaje de marca que deseas y atrae al tipo de clientes que necesitas. Una sólida presencia digital te ayuda con todo esto y más. Pruebe el marketing digital y se testigo de cómo tu marca alcanza nuevos horizontes.